iPad, crónica de una semana (Parte I, los inicios)

6 06 2010

Este pasado viernes se cumplió una semana desde que este dispositivo cayó en mis manos por sorpresa, gracias a mi querida esposa, que no sólo sufre mi interminable listado de “cacharritos” a adquirir, sino que ve como esta no se acaba nunca y siempre aparece algo nuevo (en realidad es culpa de la tecnología, si dejaran de sacar cosas interesantes… 😉 ).

Pero en vista de muchos comentarios y preguntas por partes de varios amigos, he decidido escribir sobre mis impresiones, positivas y negativas, sobre este nuevo gadget de Apple que en sus dos primeros meses de vida ha conseguido vender la friolera de 2.000.000 de aparatos, o como dijo Steve Jobs en su última entrevista hasta la fecha, ha vendido un aparato cada 3 segundos.

UNBOXING

No, por fortuna para muchos de vosotros, no voy a poner un vídeo de esos que circulan a miles por internet en el que la gente graba como saca su aparato (no, esto no es chatroulette) de la caja y lo muestra al mundo para vanagloriarse de su suerte. Os contaré las impresiones cuando abrí el mío. Y la primera impresión fue: “¡ay va, pues sí que pesa!”. Efectivamente señores. Es ligero, muy ligero, pero con 680gr. el modelo Wifi y 730gr. el 3G, no crean que tendrán algo en la mano que es como un teléfono o un ereader, cuyo peso pasa casi desapercibido para cualquiera. El iPad pesa, y al cogerlo me viene la memoria aquello que dicen las estrellas de Hollywood sobre el Oscar, que al cogerlo pesa más de lo que aparenta. Eso es una realidad. ¿Pero esto lo hace incómodo? Al contrario. Una de sus ventajas es que al tener tan poco peso es fácil acostumbrarse a él, pero olvídense de tener en la mano como si fuera un móvil, porque se quedarán sin manos en poco tiempo. El iPad necesita de la búsqueda de una nueva postura, que no es la de un portátil, ni la de un ebook. Su postura ideal, para mi, es la postura que se consigue con la funda oficial puesta en modo teclado.

PRIMER ENCENDIDO

Como todo dispositivo móvil de Apple, el iPad necesita ser registrado nada más encenderlo, lo que configurará además hora y opciones regionales (nada más encenderlo aparece en inglés por defecto). Esto se consigue con el icono maravilloso de iTunes en pantalla, es decir, tenemos que usar el cable USB para conectarlo a iTunes y registrar el dispositivo en nuestra cuenta de Apple, para la que (si aún no tenemos) necesitaremos introducir entre otros datos, el número de una tarjeta de crédito donde se harán el cargo de las compras de aplicaciones y contenido que hagamos con el aparato. En un principio, en el alta sólo es información y no se hará ningún cargo de ningún tipo, así que tranquilos en ese aspecto. Esto me viene a comentar algo sobre lo que me preguntó un compañero. ¿Puede comprarme el iPad un amigo en Japón y traermelo? Por supuesto. Todos los iPad que se venden el mundo son idénticos, tanto Wifi como 3G. No tiene limitaciones y son dispositivos libres. Bastará con conectarlo a nuestro iTunes la primera vez y quedará configurado como si hubiera sido comprado en España. Además, Apple ya ha anunciado por nota de prensa que da soporte y garantía internacional del dispositivo, lo que quiere decir que da igual dónde se compre, el iPad está cubierto en la garantía como si lo hubiera comprado en el país de origen de su usuario, incluso si viajamos con él a otro país con soporte de Apple (casi todos en el mundo civilizado).

¡YA ESTÁ ENCENDIDO! ¿Y AHORA QUÉ?

Una vez encendido recomendamos NO sincronizar las aplicaciones iPhone que podamos tener en iTunes (si es el caso que tenemos previamente un iPhone o iPod Touch) ya que si no copiará TODAS las aplicaciones. Lo mejor es dejar esta opción deshabilitada para luego habilitarla y dejar puestas sólo las aplicaciones que realmente queramos usar. Tras esto, lo primero es configurar la conexión de datos. En preferencias podemos configurar la WIFI exactamente igual que en cualquier iPhone o Touch, y si nuestro dispositivo es 3G tendremos que hacer alguna cosilla más. Tened presente que este aparato es libre y viene DESCONFIGURADO para cualquier compañía. Deberéis buscar las APN de vuestro operador (en el servicio de atención al cliente os las dirán sin problema) y configurarlas en la opción de datos de móvil de preferencias, poniendo servidor de internet, usuario y contraseña. La conexión 3G (móvil de datos) puede activarse o desactivarse a voluntad, igual que la WIFI. Para evitar problemas sugerimos que sólo la activéis cuando realmente vayáis a usarla. Las siguientes configuraciones que se antojan necesarias son las de correo, por ejemplo. Si tenemos cuenta en google y nos movemos con ella (como es mi caso), podemos configurar la cuenta de gmail o bien podemos configurar una cuenta Microsoft Exchange con nuestros datos de google (email y contraseña) contra el servidor m.google.com. Esto nos dará cloud computing de contactos (sobre google contacts), calendario (sobre google calendar) y el correo en sí en modo PUSH, lo que quiere decir que recibiremos en nuestra bandeja el correo automáticamente en cuanto llegue, sin necesidad de estar comprobando el correo. De igual manera, cualquier cambio en contactos o calendarios se incorporará automáticamente sin nuestra intervención al iPad o cualquier cambio o incorporación que hagamos en el iPad de estos serán propagados al resto de dispositivos que podamos usar contra nuestra cuenta de google.

CONCLUSIONES PARTE I

Como podemos ver, si ya contamos con un iPhone o iPod Touch previamente, nuestros pasos previos serán sencillos. Si ya teníamos uno de estos dispositivos y aplicaciones, las mismas que ya habíamos bajado/comprado nos servirán para iPad y las que sean de código universal (hechas para iPad y iPhone) nos aparecerán con la nueva y fastuosa interfaz del iPad, en lo que podremos ver en muchas casos, es una aplicación COMPLETAMENTE diferente a la versión que ya conocíamos para iPhone/iPod Touch. Si no hemos entrado nunca antes en el ecosistema Apple, con poco de indaguemos llegaremos rápidamente a la solución de nuestros problemas, siendo tal vez lo más complejo el tema de la configuración de los datos de 3G. Ya tenemos en nuestra mano el dispositivo preparado para disfrutar/trabajar/curiosear/leer. Sin duda, en mi opinión, salvo el tema peso, todo lo demás sin problemas.

En la próxima entrega hablaremos de su funcionamiento general y las aplicaciones básicas que vienen preinstaladas.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: