Vivir en la nube (Cloud Computing Parte I)

29 03 2009

Saludos a todos:

Hoy quiero escribiros sobre algo que para mi es el día a día pero que entiendo que hoy día mucha gente todavía desconoce o incluso lo está usando pero no tiene claro el concepto. Me refiero al “cloud computing” o (qué mal suena) “computación en la nube”.

Como creo que va a ser algo largo, escribiré un par (o más, según se vea) de entradas diferentes sobre el tema para no abrumar en exceso e intentaré ser lo más claro posible para que quede claro el concepto.

1. ¿Qué es el CLOUD COMPUTING?

El concepto es muy claro: es disponer de una serie de servicios en internet que almacenan unos datos de nuestra propiedad, que son servidos a un número de dispositivos que tengamos conectados a internet de manera síncrona. Dichos datos, a través de protocolos estándar de almacenamiento, pueden estar compuestos por archivos (fotografías, archivos ofimáticos), lista de contactos, calendario, tareas, notas de cualquier índole…

2. Caso práctico

Antecedentes: Tenemos un iPhone, una Blackberry o un teléfono con Windows Mobile, que tiene contratado un plan de datos con nuestro operador telefónico para tener conexión a internet, además, en casa tenemos un Mac de sobremesa (inteligente elección), en la oficina un PC de sobremesa, y además, tenemos un ordenador portátil que nos ha dado la empresa para itinerancia cuando vamos a clientes. En ambos PCs usamos Outlook como programa correo, calendario y demás, en el Mac usamos Mail e iCal y en nuestro teléfono la propia infraestructura del mismo para estos temas. Además, complicamos un poco más el tema porque además tenemos, una cuenta de correo de la oficina (puesta en un exchange de Microsoft), y una cuenta de correo web en gMail para uso personal.

Problema: ¿Qué hacemos si queremos tener nuestros contactos disponibles en todos estos lugares, ya que llevamos en nuestra libreta no sólo los contactos laborales sino también los personales? Normalmente tendremos que tener el móvil (que es lo más común) con toda la información actualizada y según donde estemos, consultarlo para usar un ordenador u otro, lo que provocará que tengamos partes del completo de la libreta de contactos en cada sitio, lo cuál nos lleva a una situación (que al menos a mi me lo parece) un poco engorrosa.

Solución: El CLOUD COMPUTING. Imaginad que se nos proporciona un sitio en internet que, salvaguardado por un usuario y contraseña, nos permite almacenar la información de todos nuestros contactos, incluyendo todos sus datos, emails, telefónos y hasta la foto del mismo, y que dicho repositorio pueda sincronizarse tanto en entrada como salida con todos nuestros PCs, Mac y teléfonos móviles. De esta manera, una vez tenemos dicho repositorio creado, al sincronizar todos nuestros dispositivos, cogerá la información de todos ellos, y creará un único almacén que siempre estará actualizado con la última información, sea cuál sea el dispositivo de los vinculados que usemos para incluir un nuevo contacto. Además, un punto muy importante, la sincronía no depende de nuestra intervención, de forma que no tenemos que pulsar ningún botón “Sincronizar ahora” o conectar el teléfono al ordenador, todo se hace de manera inalámbrica y sin ninguna intervención por nuestra parte.

Sincronización de elementos en la nube

Esquema de la sincronización de elementos en la nube

Conclusiones: Imaginad esto aplicado, no sólo a los contactos, sino a las citas o reuniones de nuestro calendario, a las tareas, nuestras notas, anotaciones o clips web (trozos de página web que nos guardamos para una consulta posterior), librerías de fotografías, archivos ofimáticos con control de versiones (donde podemos tener nuestros archivos de .doc o .xls incluso con un control de versionado y dónde podemos dar permiso de acceso a usuarios externos para que puedan recuperar estos archivos) y un sinfín de posibilidades que se abren cada día gracias a la movilidad que presentan hoy día todos nuestros dispositivos.

3. Ventajas y desventajas

¿Es bueno que nuestra vida esté colgada en internet aunque se proteja de usuario y contraseña? Si confiamos en un servicio como los que ofrecen Microsoft, Google o Apple, por citar algunos ejemplos, creo que podemos estar seguros. No está de mal que sigamos una política de poner contraseñas que no sean sencillas o evidentes (evitar usar fechas de cumpleaños, palabras genéricas tipo “Dios”, “Internet”, nombres de hijos, padres…). Una buena recomendación para claves son palabras o denominaciones que sólo conozcamos nosotros, y sobre todo, incluir algún número en ella además carácteres alfanuméricos. Además, una buena rotación de claves al menos cada 3 meses no está de más.

¿Qué nos aporta todo esto? Si confiamos en el sistema (yo confío) las ventajas son múltiples y nos encontramos que nuestra vida es más sencilla al disponer de toda la información actualizada, en el momento y sin nuestra intervención. Mágicamente todo lo que introducimos por un lugar aparece en el resto como si lo hubiéramos dado de alta en cada sitio, y cualquier actualización también será propagada.

La próxima entrega veremos un caso práctico de cómo sincronizar en la nube nuestros contactos y calendario, y los diferentes servicios que tenemos a nuestra disposición, tanto de pago como gratuitos, y en función de qué dispositivo móvil tenemos.

Un saludo  a todos y hasta la próxima.

P.D. – Si tenéis inquietud por aprender, no dudéis en visitar la entrada de CLOUD COMPUTING en la Wikipedia, en este enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Cloud_Computing.

Anuncios